Nuestra Historia

En el año 1962 en la comuna de Recoleta, los pobladores que allí residían formaron una Escuela que denominaron Manuel Baquedano. Dicha escuela, operaba sin resolución ya que su carácter era informal; había nacido desde la necesidad de los habitantes de la comuna para dar lugar a la educación de sus hijos. Este colegio fue gestionado por los pobladores, quienes formaron una cooperativa denominada “Las Torres”, la cual, disponía del espacio físico de la Escuela para también realizar sus reuniones y actividades de recreación de los habitantes del sector.
En el año 1966, los miembros de la cooperativa solicitaron la asesoría de la Sra. María Garrido Lagos -directora en ese momento de otro establecimiento educacional- con la finalidad de que pudiese gestionar y administrar la Escuela. Desde ese año, el colegio obtuvo su resolución con el nombre de Francisco Bilbao. En el mismo terreno, funcionó paralelamente con la escuela Manuel Baquedano, la que poco tiempo después termina. Las instalaciones fueron arrendadas por Don Carlos Soto Zamorano, marido de la Directora, quien asume como Representante legal.
El establecimiento, ubicado en la calle Julio Cordero n°2515, comenzó a funcionar con la contratación de profesores que no existía hasta el momento, y en el año 1968, formó el primer NT2 (kindergarten), que se instala en una propiedad que se arrienda y ubica al frente del colegio. En este comienzo, la institución impartió educación hasta sexto año de enseñanza básica y contaba con tres salas de clases donde se distribuían los alumnos que iban en la jornada de mañana y aquellos de la jornada de la tarde.
En el año 1984, el sostenedor adquiere otra propiedad ubicada en la misma comuna en Avda. México n°101, que permite ampliar la cobertura de niveles, ya que además de impartir prebásica y básica, se incorpora 7° y 8° año, cursos que se mantienen a la actualidad.
La Sra. María Garrido se mantiene en la dirección del establecimiento hasta el año 2011, donde asume el Sr. Mario Yonekura Valenzuela. Más tarde, en el año 2012, la Sociedad Educacional Santa Cruz limitada se hace cargo de la Escuela como entidad sostenedora.
En este mismo año, se decide ampliar la Jornada Escolar, sin contar con la resolución apropiada y en el año 2014, recién se obtiene el reconocimiento para contar con la subvención propia de la JEC. Además de la implementación de dicha Jornada, en el año 2012 se incorpora la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP), la cual comienza a implementarse con un proyecto concreto el año 2013.